Sándwich de zanahoria 

IMG_5995Hola a todos, me gustan mucho las zanahorias, dicen que son muy buena para la piel, para poder coger un bronceado más intenso y para la vista. El periódico El País, el 23 de julio del 2014, sacó un artículo titulado: Siete beneficios de la zanahoria que no conocía. Creo que es interesante saber todo lo que nos puede aportar esta hortaliza.
Con la zanahoria podemos realizar muchas comidas, saladas o dulces. Hoy os propongo una receta salada: Sándwiches de zanahoria, algo fresquito e ideal para el verano, la puede hacer como merienda o cena. Os aconsejo hacerlo unas horas antes para que los sándwiches se os queden bien jugosos.
Se que, en internet, hay muchas recetas de sándwich de zanahoria, pero no he encontrado ninguna como esta: es fácil, rápida y muy práctica. A la gente, le gusta mucho, cuando la preparo, además como lleva ingredientes que siempre solemos tener en casa, nos puede sacar de un apuro en algún momento que nos venga alguna visita inesperada.
Así que os animo a que probéis hacerla y comprobéis por vosotros mismos lo ricos que están. Eso sí, si no te gusta la zanahoria, no hay nada que decir, pero quién sabe, a lo mejor de esta forma te gusta.

SÁNDWICH DE ZANAHORIA

Ingredientes:

  • 8 rebanadas de pan de molde (blanco o integral)
  • 2 zanahorias grandecitas
  • 1/4 cebolla pequeña (opcional)
  • 1 huevo duro
  • 6 cucharadas de Mayonesa (más o menos)
  • Sal 

IMG_5994
 Utensilios:

  • Cazuelita, pelador, rallador, cuenco, cuchara, plato y film transparente o papel albal.


Elaboración:

  1. Para hacer el huevo duro: Cogemos una cazuela pequeña, metemos el huevo crudo con cáscara dentro y ponemos agua que lo cubra un poquito y si queréis una cucharadita de sal, la sal dicen que sirve para que el huevo se pele mejor. Ponemos la cazuela al fuego y dejamos que se caliente el agua, cuando rompe a hervir calculamos 10 minutos, después apartamos la cazuela del fuego, le echamos agua fría del grifo para que el huevo no se siga cocinando y se enfríe para poderlo utilizar.
  2. Mientras el huevo se está haciendo, cogemos las zanahorias, las pelamos con un pelador o cuchillo y las lavamos. Cogemos un bol y ponemos el rallador dentro para así rallar las zanahorias. A mi me gusta rallarlas por la parte grande para que se note un poco pero puedes hacerlo como más te guste.
  3. Cogemos la cebolla, si os gusta, sino saltar este paso. La picamos bien finita y la ponemos, en el bol, con la zanahoria. He puesto un cuarto de la cebolla, porque si ponemos demasiada, la cebolla se comerá todos los sabores y no está tan rico (a no ser que a ti te encante la cebolla cruda), pero un poquito queda muy bien.
  4. Luego pelamos el huevo, lo lavamos para evitar que se nos quede algún trocito de cáscara, y lo rallamos, por la parte del rallador grande, dentro del bol junto con la zanahoria.IMG_5990
  5. Echamos sal y luego ponemos la mayonesa al gusto y mezclamos todo bien para que todos los ingredientes queden bien integrados.IMG_5993
  6. Cogemos el pan de molde y lo untamos con esta mezcla de forma generosa, los ponemos en un plato, los tapamos con film transparente y los metemos en la nevera para que el pan y el relleno coja todos los sabores. Suelen estar más ricos si los hacemos unas horas antes de su consumo.
    IMG_5992IMG_5991

Como veis, es una receta fácil de hacer y os animo a probarla.

Arroz con leche

IMG_5987

Hoy os traigo el postre estrella de mi menú para invitados (en mis inicios). Como os dije (ver Ensalada de pasta con salsa de yogur), este postre me lo enseñó mi madre y sale perfecto. A mi me gusta hacerlo en verano, porque frío está delicioso. El contraste de leche con limón y canela me encanta, y también me gusta que quede un poco líquido, no tan compacto que le das la vuelta al vaso y no se cae.

Sigue leyendo